0
0
0
s2sdefault

El estrés oxidativo es el desgaste celular. Si bien todos lo padecemos en diferentes niveles, aparece en el organismo cuando las células presentan un mayor nivel de oxidación. Es decir, en algunas personas la oxidación se da más rápido de lo habitual, desencadenando distintas afecciones e incluso enfermedades. Los efectos del estrés oxidativo pueden percibirse más fácilmente en la piel y el cabello, pero están presentes en todo el cuerpo.

En palabras más complejas, el estrés oxidativo es el resultado de un exceso de radicales libres de oxígeno en el cuerpo. Los radicales libres son especies con uno o más electrones desapareados inestables que generan una reacción con otras moléculas provocando nuevos radicales libres. Cuando los antioxidantes no son suficientes para contrarrestar a los radicales libres y su número aumenta, se incrementa la actividad oxidativa en la célula. Entonces se hace evidente un cambio estructural y funcional que acelera el envejecimiento y muerte de la célula.

Identificar las causas y  los síntomas puede ayudar a evitarlo o lograr un posible tratamiento:

CAUSAS

●       Niveles bajos de antioxidantes (por ejemplo debido a una mala nutrición)

●       Ejercicio físico de muy alta intensidad. El exceso de esfuerzo físico puede incrementar el consumo de oxígeno en 10 a 15 veces, provocando estrés oxidativo

●       Fumar de forma activa o pasivamente

●       Consumo drogas o sustancias tóxicas

●       Exposición a la contaminación ambiental

●       Radiación

●       Luz solar y otras luces UV sin el uso de protección}

●       Bajo consumo de antioxidantes o gasto muy alto de los mismos

 

SÍNTOMAS

 El estrés oxidativo afecta la actividad de las mitocondrias reduciendo nuestra energía, ya que el organismo la emplea para intentar reparar el daño. Los principales síntomas de un organismo afectado por estrés oxidativo son:

●       Envejecimiento prematuro

●       Piel menos tersa

●       Arrugas

●       Manchas en la piel

●       Ojeras

●       Cabello quebradizo

●       Afección del sistema cardiovascular

●       Incremento de la tensión arterial

●       Insuficiencia cardíaca

●       Menor resistencia al ejercicio

●       Debilidad muscular

●       Dolor muscular y articular

●       Rigidez e inflamación

●       Inestabilidad emocional

●       Alteraciones y problemas en la memoria

 

Si bien la mayoría de estos síntomas están relacionados con el envejecimiento normal del cuerpo, es señal de alerta cuando suceden de forma prematura o marcada. Como consecuencia, el estrés oxidativo puede asociarse con algunas enfermedades: envejecimiento prematuro, ateroesclerosis, hipertensión y otras enfermedades cardiovasculares, cataratas y otras enfermedades oculares, asma y otras afecciones del sistema respiratorio, insuficiencia renal, diabetes, obesidad, autismo, entre otras.

Para evitar alguno de estos  desenlaces, es fundamental reconocer causas y síntomas para establecer un diagnóstico a tiempo e indicar un tratamiento adecuado. Uno de los métodos no invasivos, que se utilizan como tratamiento, es la oxigenación hiperbárica, que actúa como regulador del estrés oxidativo.

El Tratamiento de Oxigenación Hiperbárica (TOHB) genera una fuerte hiperoxia estimulando el aumento de especies reactivas de oxígeno. De estas especies reactivas, un pequeño porcentaje constituye los radicales libres, pero otro porcentaje aún mayorproduce un aumento compensador de especies antioxidantes.

La bioquímica Liliana Jordá Vargas de BioBarica (MN 9084) asegura que “el TOHB induce la protección contra estímulos oxidantes, generando, un aumento neto de las defensas antioxidantes con balance antioxidante positivo que beneficia el organismo. Se disminuyen los daños y se nivela el estrés oxidativo sobre los tejidos como efecto protector colateral en el envejecimiento y las enfermedades con base inflamatoria crónica”.

De esta manera, el TOHB reduce los efectos en el tejido dañado, elimina la isquemia (que produce radicales libres), reduce el edema, modera la inflamación, mejora la función inmunológica y activa la producción de enzimas antioxidantes para compensar el estrés oxidativo.

 

¿Cómo funciona el tratamiento de oxigenación hiperbárica?

 Es un tratamiento médico que puede ser indicado para obtener beneficios fisiológicos terapéuticos tanto en la prevención de diferentes patologías como en el tratamiento de enfermedades críticas. El paciente ingresa a una cámara hiperbárica presurizada a un mínimo de 1.4 atmósferas ATM (superior a la presión atmosférica ambiental normal que es de 1 atmósfera) y mediante una máscara se le administra oxígeno cercano al 100%. Este gas se transporta a la sangre, y logra alcanzar incluso a los tejidos dañados.

Para obtener la máxima eficacia en el tratamiento, tanto la duración como la cantidad de sesiones y su periodicidad deben ser indicadas por el médico especialista.

Asesoró: Liliana Jordá Vargas- bioquímica de BioBarica. (MN 9084)

Más información: www.biobarica.com


0
0
0
s2sdefault